DAVID NAHON

BIO

«Canciones» 

Desde 1990 integro diferentes formas de agrupaciones musicales. Iniciándome en la improvisación y atravesando el arco de distintos ensambles desde la musica árabe, la orquesta de vientos, el pop. etc. En 2018 inicié una serie de experiencias musicales invitando a otros artistas a formar parte desde las portadas y la interpretación.  

Con Dani Umpi, Alfonso el Pintor, Robot bajo el agua, Ana Clara Soler, Fatima Pecci Carou, Ana Wandzik, Maria Guerrieri, Eugenia Brusa, Renata Casini, La Amante, Prima Limon, Ailin Salas, Niki Rouge, Bruno Grupalli, Mauro Palavecino, Franco Ferrari, Antolin, Valeria Vilar, Sebastian Bruno, Juan Gabriel Miño y otros artistas.

 

El amor es un hit, por Ezequiel Black. ¿Cuál es la sustancia misteriosa de la que está hecho el Pop? ¿Cómo puede ser que algo tan cercano tenga aspectos tan misteriosos? Ese es el abismo sobre el cual trabaja David. Ese abismo, ese vacío de contenido donde todos creemos saber algo pero que en el fondo, no sabemos. Lo de David es una tesis de investigación sobre el pop. Es un ensayo sobre sensibilidades populares y contemporáneas. En esta línea “Capricho” sea quizás su pieza mejor lograda. En tan sólo dos minutos (¡!) cumple con todos los requisitos que se le exigen a una canción pop. La épica, el increshendo, el coro. Está el amor y está el relato del amor. Está lo que te pasa y está lo que podés armar, contar en relación a lo que te pasa. El pop intenta trabajar en medio de ambas. Un sistema que da orden a una emoción. Una máquina que entiende los imperativos de la época, el decenio, el año, el verano y desde ahí nos interpela en un sentir común. Nos da la idea de comunidad, la ilusión de la conexión y la fantasía de la plenitud. Por eso el pop es popular. Y qué hay más popular que el amor. El amor y el relato del amor. El pop es un discurso, un palabrerío, una conversación. Como lo fue hablar de alta pintura en un salón europeo del siglo 18.